Cepillos eléctricos y niños, ¿Qué saber? | Ávila Bobillo Clínica Dental
Consejos para la elección de un cepillo eléctrico para niños
Cepillos, eléctricos, niños, consejos, dientes de leche, cepillo niño, diente niño, odontopediatra
20928
post-template-default,single,single-post,postid-20928,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.5,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive,elementor-default

Cepillos eléctricos y niños, ¿Qué saber?


Últimamente son muchos niños los que reciben como regalo un cepillo eléctrico. Navidades, cumpleaños… ¡cualquier momento es bueno para fomentar la higiene bucodental! Es entonces cuando muchas mamás -y papás- se empiezan a hacer varias preguntas sobre este tipo de cepillos. 

Vamos a intentar resolver las más frecuentes. 

¿Se puede usar en niños pequeños?

Sí.

Un cepillo eléctrico de calidad no va a producir ningún daño en los dientes ni en las encías. Independientemente de la edad del niño. Tenga dientes de leche o dientes definitivos. Es un mito que los cepillos eléctricos hacen daño o son agresivos, al contrario, son bastante seguros.

¿Es malo usarlo varias veces al día?

¡En absoluto! Cuantas más veces se cepillen mejor que mejor. Ya sea con un cepillo eléctrico o manual. ¡Ojalá los niños se quieran cepillar los dientes más de 2 veces al día!

¿Lo pueden usar ellos solos?

Depende. Si tienen menos de 7 años no podemos pretender que se cepillen de la forma correcta. Aunque lo lleven haciendo años, no es cuestión de empeño, sino de destreza manual. Ya sea con un cepillo manual o eléctrico. 

Por lo tanto, cepillar los dientes debe ser siempre tarea de los padres. Ellos deben practicar, e ir aprendiendo, pero no debemos depositar en ellos la responsabilidad de su higiene bucal.

Dicho esto, no hay nada malo en que ellos practiquen con el cepillo eléctrico.

¿Todos los cepillos eléctricos son iguales?

No. 

La principal diferencia la encontramos entre los que llevan baterías recargables y los que van a pilas. Los que van a pilas, conforme se van acabando va perdiendo intensidad, a diferencia de los recargables que mantienen la misma intensidad hasta agotarse. Siempre será mejor uno que tenga batería a uno que funcione con pilas.

cepillo eléctrico a pilas

Otra característica importante es el tipo de cabezal. Solemos encontrar dos tipos: los redondos y los ovalados (estos últimos son parecidos a un cepillo manual). Los redondos giran sobre si mismo y nos proporciona mayor limpieza que los ovalados, los cuales solo pueden vibrar.

cabezal redondo

¿Qué ventajas tienen frente a los cepillos manuales?

Bien usados, cepillan mejor. Es decir, yendo diente por diente, en cada cara del diente, el tiempo correcto, etc., la limpieza es mayor que con el manual. Pero debe ser un cepillado supervisado, ya que muchos niños realizan un cepillado más corto incluso que con el manual, porque la sensación de que el cepillo eléctrico se mueve da la falsa apariencia de que es más rápido, cuando no lo es.

La gran ventaja para los niños es “la tecnología”. Al igual que tienen la Tablet les gusta que su cepillo tenga botones, luces, música, etc. Pero no debemos olvidar la función principal de cualquier cepillo: ¡cepillar! Y eso lo hacen todos. Manuales y eléctricos. 

cepillo eléctrico infantil

Esperamos haber podido aclarar vuestras dudas sobre el uso de los cepillos eléctricos en los niños. Pero si tenéis alguna dudas más concreta, o no sabéis bien cómo usarlos, no dudéis en visitarnos para que os podamos atenderos personalmente.

Nos leemos pronto. 

Laura Bobillo, odontopediatra.

No existen comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.